musaka de berenjena y patata

Musaka de berenjena y patata. (Receta de Grecia🇬🇷)

La musaka o moussakka es una receta tradicional de la gastronomía Griega muy famosa en todo el mundo. Desde que la probé durante nuestro viaje a Grecia tenía ganas de prepararla en casa, y aunque hace ya tiempo de aquel viaje, aún no me había animado.

Sí que me había traído al blog otras recetas de la gastronomía tradicional griega que también probamos allí como los gemistá, la ensalada horiatiki o el famoso tzatziki. Por eso, cuando vi que este mes los ingredientes elegidos para el reto Color y Sabor de Temporada era la berenjena y el champiñón, no dudé en elegir la berenjena.

Mucha gente piensa erróneamente que la musaka es una lasaña de berenjenas y punto. Y nada más lejos de la realidad. La musaka no lleva pasta en su elaboración, y utiliza láminas de berenjenas para hacer las capas. Las musakas que probamos en Grecia, siempre llevaban una base de patatas, pero hay versiones que no las llevan, o incluso que se hacen con calabacín.

Me vais a perdonar el pecado de haber utilizado una salsa de bechamel precocinada, pero tenía el tiempo muy justo para preparar la receta y no me quedó más opción. Lo suyo es preparar una bechamel casera bien espesa que luego no se nos deshaga al hacer el corte.

La musaka tradicional utiliza carne picada de cordero para el relleno. No es fácil encontrar en España, así que podéis comprar un trozo entero para hacer chuletas, y pedir al carnicero que la deshuese y la pase por la picadora. Otra opción es comprar salchichas caseras de cordero, y deshacerlas, aunque estas seguramente, llevarán más condimentos.

Ingredientes: (para 2 personas)

  • 2 berenjenas
  • 2 patatas pequeñas (o 1 grande)
  • 250gr de carne de cordero picada
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla
  • 2 tomates maduros
  • 1/2 vaso de vino tinto
  • tomillo
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva
  • orégano
  • queso parmesano

Para la bechamel:

  • Harina 30 gr
  • Mantequilla 30 gr
  • Leche 500 ml
  • 1 Huevo
  • Nuez moscada
  • Sal y pimienta

musaka de berenjena y patata

Elaboración de la musaka de berenjena y patata:

  1. En primer lugar, quitamos la piel a las patatas y las cortamos en ruedas de 1cm aproximadamente. Las hervimos en una olla con agua y un poco de sal unos 5 minutos. No tienen que quedar demasiado reblandecidas, solo conseguir que se puedan morder sin que crujan.
    musaka de berenjena y patata
  2. Mientras que se hacen las patatas, freímos las berenjenas en una sartén con un poco de aceite. Si os suele molestar el amargor de  la berenjena, antes de este paso tendréis que salar las berenjenas y dejarlas escurrir en un colador. Después enjuagarlas, secarlas, y ya sí, freírlas. La freímos cortada en ruedas de medio centímetro, poniendo un poco de aceite de oliva en cada tanda. Las vamos sacando a un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.
    musaka de berenjena y patata
  3. En la misma sartén en la que hemos frito las berenjenas, doramos el ajo y la cebolla que habremos picado antes, con una pizca de sal, para que sude. Cuando la cebolla esté trasparente, añadimos la carne de cordero picada, el tomillo, la pimienta y el tomate troceado. Cocinamos 10 minutos con la sartén tapada removiendo de vez en cuando.
    musaka de berenjena y patata
  4. Pasado este tiempo, destapamos la sartén y regamos con el vaso de vino tinto. Seguimos cocinando 5 minutos más ahora ya sin tapar.
  5. Preparamos ahora la bechamel. Para ello, derretimos la mantequilla en una sartén y cocinamos la harina en ella hasta que se tueste un poco.
    Cuando la mezcla sea homogénea, incorporamos poco a poco la leche y vamos mezclando sin parar.
    Añadimos la sal, la pimienta, la nuez moscada.Seguimos removiendo hasta conseguir una textura cremosa.
    Finalmente y templada fuera del fuego, incorporamos el huevo batido para que nos quede una bechamel más espesa.
    musaka de berenjena y patata
  6. Para terminar, montamos la musaka por capas. Primero una capa de patatas. A continuación, una capa de berenjenas seguida por el guiso de carne. Añadimos otra capa más de berenjenas y cubrimos con la bechamel. Rallamos queso parmesano por encima, espolvoreamos con orégano fresco y metemos en el horno a 180º unos 15 minutos. Podemos añadir 3 minutos más de gratinado para dorar la musaka por encima.
    musaka de berenjena y patata musaka de berenjena y patata musaka de berenjena y patata

¡Y ya tenemos lista nuestra musaka tradicional de berenjena y patata!

Ya solo queda sentarnos a disfrutar de este plato tradicional de la cocina mediterránea, quizá con un buen vaso de vino tinto y unas rodajas de pan casero.

¡Que aproveche!

+ recetas de berenjenas

musaka de berenjena y patata musaka de berenjena y patata

musaka de berenjena y patatamusaka de berenjena y patatamusaka de berenjena y patata

¡Suscríbete al blog! (GRATIS)

¿Te gusta El Caldero Viajero?
Recibe gratis en tu correo recetas sanas y sencillas y relatos de inspiración viajera.

Únete a otros 714 suscriptores

7 Comments

  1. ChupChupChup Silvia

    Me encantan, a mi las berenjenas de todas maneras me chiflan, deliciosa tu Musaka 🙂

  2. Hola. estoy encantada de estar aquí, pues viajar me encanta y tú me llevas a sitios que desconozco. La cocina es mi pasión y esta musaka griega se ve deliciosa. Mil besos y nos seguimos viendo.

  3. Andrea Calderón Juan

    Uno de mis platos favoritos, no hay nada mejor que una musaka!

  4. Natalia Cortes

    Rosalía la musaka es mi “lasaña” favorita porque no lleva pasta jajajajja, mentira la lasaña tradicional me gusta, pero… la musaka es una cosa loca que me encanta y la prefiero siempre, la versión que hago es un poco diferente, es bueno ver diferentes maneras de realizarla, se me abre el apetito con tu plato. ¡Delicioso!
    besitos bonita y feliz semana

  5. Madre mía que plato más bueno Rosalía, me encanta la musaka como tu la has hecho. Esa ración que has puesto me la llevo yo!!

  6. Esta receta me encanta, yo publiqué una hace muchísimo tiempo en el blog, de hecho creo recordar que fue en mis inicios por la red y desde entonces no la he vuelto a preparar en casa. Ahora tengo la “excusa” del horno que no funciona pero cuanto pueda no dudes que la hago así me pongo al día. Besos.

  7. Qué buena pinta tiene esta musaka dan ganas de darle un bocado. Un besote y feliz semana!!

¿Tienes alguna pregunta o sugerencia? ¿Te apetece aportar algo de tu experiencia? ¡Déjame un comentario!