Patatas a la importancia (Receta de Castilla y León)

patatas a la importancia

Esta receta de patatas a la importancia es un plato típico de la comunidad de Castilla y León. Más concretamente de la provincia de Palencia, aunque en realidad, su consumo está muy extendido por toda España.

Se trata de un plato de los que me gustan, sencillo, económico, vegetariano y reconfortante. ¡Si es que lo tiene todo!

Por eso, cuando vi que era una de las opciones que escondía la cocina de El Paraiso de los Golosos, blog al que toca robar este mes en el reto Asaltablogs, no dude en lanzarme a por ella de cabeza. No os dejéis engañar por el nombre, que aunque sea realmente un paraíso de cosas dulces (para quién le guste), también tiene alguna que otra joyita salada. Este blog, junto con el de El Toque de Belén, a quién ya asaltamos en su día este cachopo asturiano, ha sido finalistas de esta temporada del Asaltablogs. ¡Enhorabuena a las dos!

Aquí podéis ver la receta original de las patatas a la importancia, de la que no he cambiado prácticamente nada. La única diferencia es que yo he usado caldo de verduras, para hacerla totalmente vegetariana. Quizá la próxima vez que las haga le añadiré al guiso un chorreoncito de vino, que creo que le puede quedar genial.

Ingredientes: (2 personas)

  • 2 patatas grandes
  • 1 huevo
  • 5 o 6 cucharadas de harina
  • 500ml de caldo (yo he usado de verduras)
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 chorreoncito de vino blanco (opcional)
  • 2 o 3 ramas de perejil fresco
  • sal
  • aceite de oliva para freir

patatas a la importancia

Elaboración de las Patatas a la Importancia

  1. En primer lugar, pelamos y lavamos las patatas. Las cortamos en rodajas de aproximadamente 1cm de grosor.
    patatas a la importancia
  2. En un plato ponemos la harina con una cucharadita de sal y mezclamos bien. En otro plato ponemos el huevo y batimos enérgicamente.
    patatas a la importancia
  3. Pasamos las patatas primero por huevo y después por harina. Podemos hacerlo también al revés, pero a mi se me escurre el huevo de la patata si lo primero que pongo es la harina.
  4. En una sartén ponemos abundante aceite de oliva para freír y cuando esté caliente (¡sin humear!) introducimos las patatas rebozadas. Cuando se doren, las sacamos a un plato y reservamos.
    patatas a la importancia
  5. A parte, en una cazuela amplia, ponemos unas cucharadas de aceite de oliva y pochamos la cebolla que previamente habremos picado finamente junto al perejil. Podemos rociar la cebolla con un chorreón generoso de vino blanco.
    patatas a la importancia
  6. Cuando la cebolla esté transparente, incorporamos las patatas que teníamos reservadas a la cazuela. Espolvoreamos el perejil picado y el caldo de verduras hasta cubrir por completo las patatas.
    patatas a la importancia
  7. Cocinamos durante 15 minutos observando que el caldo haya reducido y espesado. Cuando las patatas estén tiernas y listas para comer, repartimos en dos platos y servimos calientes.
    patatas a la importancia

¡Y ya tenemos listas nuestras patatas a la importancia!

Como veis una receta super sencilla y saciante que saca todo el partido a algo tan humilde como una patata. ¡Una gran receta vegetariana de nuestra gastronomía!

Os invito a suscribiros al blog para recibir gratis en vuestro correo más recetas tradicionales como esta, además de platos típicos internacionales, recetas sanas, y consejos viajeros. O si lo preferís, están todas en Facebook, Twitter y G+.

¡Que aproveche!
patatas a la importancia patatas a la importancia patatas a la importancia patatas a la importancia patatas a la importancia

¡Suscríbete al blog! (GRATIS)

¿Te gusta El Caldero Viajero?
Recibe gratis en tu correo recetas sanas y sencillas y relatos de inspiración viajera.

Únete a otros 676 suscriptores

15 Comments

  1. Me las hacía siempre mi madre. A mi no me gustaban nada 😅

  2. te han quedado geniales !! yo también he pensado en lo del vino, pero cuando las hice no tenía.hemos coincidido en receta, yo le he robado la misma a Encarnita, jajajaj
    Mañana la publico, besos y feliz domingo guapa

  3. Esta fue una de mis recetas de cabecera del piso de estudiantes. La compañera burgalesa que vivía con nosotras, fue la que nos enseñó a hacerlas, que ricas!!! Mmmmmm me apuntaba sin dudarlo.

  4. me encantan estas patatas, te han quedado de lujo!
    feliz verano!

  5. Un plato que me gusta mucho, con pocos ingredientes se hace un plato muy rico. Gracias por el asalto y besinos desde Asturias

  6. Importante es hacerlas luego de ver tus fotos, en esa vajilla y con ese lindo color que tienen, dan ganas de meterse de cabeza a probar la receta. Porque los ingredientes humildes siempre o casi siempre saben más rico*_*
    Un asalto de lujo Rosalía, besitos y por fin he adelantado un poco.

  7. Había oído hablar muchas veces de estas patatas pero nunca me había parado a leer cómo se hacían. Muy ricas y muy fáciles. Muy buen asalto.

  8. Este plato me da ternura porque mi abuela lo prepara desde siempre aunque a mi no me gustaban de pequeña, tengo que volver a comerlas a ver si ahora me reconcilio 🙂 Un beso!

  9. Me encanta esta receba, mi madre la hacía cuando yo era peque y también me la he guardado en mi blog, tan sencilla y tan rica, no se puede pedir mas
    bess

  10. Una receta de lujo para algo tan básico como la patata, me encanta la idea de promover la cocina tradicional 🙂 Buena elección.

    ¡Un saludo!

  11. Las patatas serán humildes, pero con ellas se crean platos de lujo como estos y encima sencillos de preparar ¡qué ricas te han quedado! Besos

  12. Nunca las he hecho, pero me encantas los guisos con patatas, así que esta receta la hago seguro, parecen muy apetitosas.

    Besitos itos

  13. Siempre que las veo me apetece hacerlas pero luego se me olvida. Me voy a guarda tu receta que de ahora no pasa, y te han quedado de lo más apetitosas.
    Buen asalto guapa!!
    Un bst.

  14. Alberto Mrteh

    Esta receta me ha recordado muchísimo a mi madre.
    Un abrazo.
    Alberto Mrteh (El zoco del escriba)

¿Tienes alguna pregunta o sugerencia? ¿Te apetece aportar algo de tu experiencia? ¡Déjame un comentario!