Sopa de maní (receta de Bolivia). Versión vegana

Sopa de maní (receta de Bolivia)

La sopa de maní es una deliciosa receta tradicional de la gastronomía de Bolivia. Un plato delicioso que como su nombre indica, lleva como ingrediente principal el cacahuete o maní.

Cuando viajábamos por Bolivia, era con frecuencia uno de los platos de los menús del día que solíamos tomar para el almuerzo. (¡Mucho más económico que comer a la carta y comida siempre casera y deliciosa!).

Originalmente la sopa de maní se elabora incluyendo carne de ternera, o de pollo en el guiso, pero yo he preferido hacer una versión vegetariana. Es una sopa densa, sabrosa y contundente, así que en mi opinión, no le hace falta la carne para nada.
Si finalmente os animáis a usar carne, sólo tenéis que rehogarla en trocitos junto con las verduras justo antes de añadir el caldo.

Si quieres conocer más sopas con frutos secos, échale un vistazo a esta receta de sopa fría de maíz, gambas y anacardos.

Ingredientes: (para 2 personas)

  • 1,5 litros de agua o caldo de verduras
  • 2 patatas medianas
  • 4 cucharadas de maní crudo
  • 1/2 cebolla
  • 1 puerro pequeño
  • 2 dientes de ajo
  • 1 trozo pequeño de col
  • 1 zanahoria pequeña
  • 4 cucharadas de guisantes congelados (arvejas)
  • 1 pimiento rojo pequeño (mejor morrón, si tenéis)
  • 1 chile pequeño (seco, si no tenemos fresco)
  • cúrcuma (1 cucharadita)
  • comino (la puntita de una cucharadita)
  • pimienta blanca (al gusto)
  • 1 hoja de laurel
  • perejil picado.

Sopa de maní (receta de Bolivia)

Elaboración de la sopa de maní vegana:

  1. Si hemos comprado el maní entero, lo primero que haremos será desgranarlo, quitando también la fina cáscara interior. Además, picamos la cebolla en dados, el ajo en rodajas, el pimiento rojo en tiras finas, la zanahoria en daditos, la col en tiras y una de las patatas en cubos.
    Sopa de maní (receta de Bolivia) Sopa de maní (receta de Bolivia)
  2. En una olla ponemos 3 o 4 cucharadas de aceite de oliva y salteamos el chile partido por la mitad. Si no queremos que la sopa pique en exceso, lo retiramos del aceite antes de añadir las verduras.
    Sopa de maní (receta de Bolivia)
  3. Rehogamos todas las verduras que hemos troceado en ese aceite a fuego medio con una pizca de sal. Primero la cebolla, los ajos y el puerro, hasta que estén trasparentes. A continuación la zanahoria, el pimiento y la col. Cuando empiecen a estar tiernas incorporamos la patata cortada en cubos. Por último, cuando la patata comience a cambiar de color, incorporamos los guisantes congelados.
    Sopa de maní (receta de Bolivia)Sopa de maní (receta de Bolivia) Sopa de maní (receta de Bolivia)
  4. Es el momento de incorporar el laurel y todos los condimentos (la cúrcuma, el comino y la pimienta blanca). Removemos para mezclar bien e incorporamos ahora el agua o el caldo de verduras. Si hemos añadido sólo agua, tendremos que rectificar el guiso de sal. Tapamos la olla y dejamos cocinar a fuego medio, haciendo hervir al caldo.
    Sopa de maní (receta de Bolivia)
  5. Mientras, en el vaso de la batidora, ponemos el maní con una cucharada de aceite de oliva y agua hasta que cubra. Licuamos hasta obtener una crema fina. Una especie de leche de maní. Si nos queda demasiado espeso, podemos añadir un poco más de agua hasta conseguir la textura deseada.
    Sopa de maní (receta de Bolivia) Sopa de maní (receta de Bolivia)
  6. Cuando el caldo esté hirviendo, incorporamos la leche de maní a la olla. Dejamos cocer con la olla destapada unos 30 minutos a fuego medio, removiendo de vez en cuando. Así evitaremos que se pegue.
    Sopa de maní (receta de Bolivia)
  7. Mientras, cortamos la otra patata que habíamos reservado en tiras muy finas y las freímos en abundante aceite de oliva. Cuando estén doradas las sacamos del aceite y las dejamos escurrir sobre un papel de cocina.
    Sopa de maní (receta de Bolivia)
  8. Transcurridos los 30 minutos, probamos el caldo para rectificar de sal si es necesario. Comprobaremos también que el sabor en crudo del maní a desaparecido. En ese momento, nuestra sopa de maní vegana estará lista para servirse acompañada de las patatas fritas.

Como veis la preparación de la sopa de maní es un poco elaborada, pero es algo totalmente necesario para que quede un plato casero y de sabor contundente. Sin embargo, no es una receta complicada. Lo único que lleva más tiempo porque hay que realizar varios pasos.

Espero que os haya gustado esta receta viajera de sopa de maní en versión vegana. Ya sabéis que si no queréis perderos ninguna receta podéis suscribiros al blog para recibirlas gratis en vuestro correo. Y también están todas en Facebook, Twitter y G+.

Sopa de maní (receta de Bolivia)

Sopa de maní (receta de Bolivia)

Sopa de maní (receta de Bolivia)Sopa de maní (receta de Bolivia)Sopa de maní (receta de Bolivia)

6 Comments

  1. Se ve buenaza, la voy a probar, gracias por compartir

  2. Las patatas fritas me han dejado ojiplática. En una sopa! Seguro que hay una razón para ello, y que será que están buenas, pero nunca lo hubiera pensado. Por lo demás, sopa de cacahuetes… suena bien… y vegana, muy bien!

  3. que pinta! hay que probarla. Las patatas fritas me parece una idea genial!

  4. Lo hice con tu receta y nos encantó!!besos

  5. Silvia T. Clarasó

    Me encanta, no había visto una sopa igual, se ve deliciosa 🙂 besos!

¿Tienes alguna pregunta o sugerencia? ¿Te apetece aportar algo de tu experiencia? ¡Déjame un comentario!