Da Nang y las Montañas de Mármol

Vietnam: Día 18 – Da Nang y las Montañas de Mármol

Durante la guerra de Vietnam Da Nang se convirtió en el aeropuerto con más tráfico del mundo. Esto se debió a los más de 2000 vuelos diarios que se operaban desde esta base militar estadounidense hasta que cayó en manos comunistas en Marzo de 1975.

Tras la guerra, la ciudad quedó estancada, convirtiéndose en una ciudad un tanto insulsa. Sobre todo comparada con las ciudades que la rodeaban, (hoy en día Patrimonio de la Humanidad), tales como Hoi An, Hue o los templos de My Son.

Sin embargo en la actualidad, con su casi millón de habitantes, Da Nang se está convirtiendo en una ciudad dinámica y vibrante.

Está agraciada por el estuario del río Han, kilómetros de playa, y una increíble orografía que adorna el horizonte con altas montañas.

Da Nang y las Montañas de Mármol

rucksack Qué ver y hacer en Da Nang

Con decenas de locales para comer y salir, la vida nocturna de la ciudad es bastante evidente. Es en estos locales donde más se nota la histórica influencia americana.

Un paseo por la noche junto al río para ver los puentes iluminados y acabar tomando cerveza y comiendo en una barbacoa callejera es tan buen plan como cualquier otro.

Precisamente el Puente del Dragón que desde 2011 une la ciudad con el paseo marítimo oriental, el aeropuerto local y la ruta a la ciudad de Hoi An se ha convertido en un curioso reclamo turístico.

Ccon sus 666 metros de largo, (vaya numerito) y sobretodo con el chorro de fuego que sale por la boca del dragón en los fines de semana, no deja indiferente a nadie. Nosotros no lo vimos en acción, pero tiene que ser una visión bastante impactante.

Excentricidades a parte, el puente la verdad es que nos cautivó.

Da Nang y las Montañas de Mármol

Da Nang y las Montañas de MármolDa Nang y las Montañas de Mármol

Da Nang y las Montañas de Mármol
Foto by Luisma

Nuestra edición de la Lonely Planet (Vietnam, Camboya, Laos y Norte de Tailandia) apenas si pasa de puntillas por uno de los lugares más sorprendentes que vimos en Vietnam, a tan solo 10 kilómetros al sur de Da Nang: Las Montañas de Mármol. Nosotros vamos a dedicarle un epígrafe entero:

rucksackLas Montañas de Mármol

Las Montañas de Mármol, o Montañas de los Cinco Elementos, son un grupo de cinco colinas de piedra caliza y mármol. Cada una de ellas recibe el nombre de un elemento: Kim (metal), Thuy (agua), Moc (madera), Hoa (fuego) y Tho (tierra).

Nosotros fuimos a visitarlas por recomendación de un familiar (¡desde aquí, gracias Norbe! :D) y la verdad es que las disfrutamos intensamente.

Da Nang y las Montañas de Mármol

Cómo llegar a las Montañas de Mármol

Para llegar desde Da Nang se puede llegar en un autobús de línea (amarillo) de los que hacen la ruta hacia Hoi An por unos pocos dongs. Nosotros nos asomamos a preguntar en una agencia de viajes cómo ir y el hombre, en vez de intentar sacarnos dinero, nos señaló la parada del bus que estaba justo en frente. ¡Qué suerte!

La entrada a las montañas cuesta 15,000VND (¡un dolar!) y será el dolar mejor empleado de vuestra estancia en Da Nang sin duda.

Visitar las Montañas de Mármol en Da Nang

Las colinas encierran una serie de templos budistas e hinduistas excavados en la roca viva de grutas y cuevas. Algunos de estos templos están iluminados de forma natural por la luz que se filtra por los agujeros de los techos de estas grutas, y el juego de luces, sobre todo si se visita a la hora adecuada, es impresionante.

También hay una serie de pagodas en la cima de las colinas.

Da Nang y las Montañas de Mármol

Lo primero que nos llama la atención  mientras ascendemos por los más de 150 empinados escalones, es la densa vegetación que rodea todo.

El lugar tiene un carácter único que mezcla las voluntades de la mano del hombre y de la naturaleza para dar como resultado estos templos y cuevas únicas que nos dejaron con la boca abierta.

Cueva Huyen Khong

La primera cueva que visitamos, es quizá la más espectacular de todas ellas, la cueva Huyen Khong . Se accede al interior de la cueva por un pasadizo, que lleva a unas escaleras, por las que descenderemos cuidadosamente mientras nuestra mirada de dirige a las alturas, donde descansa la enorme figura de un Buda que preside esta catedral de roca viva.

Da Nang y las Montañas de MármolDa Nang y las Montañas de MármolDa Nang y las Montañas de Mármol

camboya-y-vietnam-itinerario-

Da Nang y las Montañas de Mármol

No sé cuanto rato me pasé sentada en esta cueva simplemente alucinando con la grandiosidad y la serenidad de este lugar, rota tan solo por el vuelo de algún que otro murciélago furtivo.

Según parece, durante la Guerra de Vietnam, esta gruta se utilizó como hospital de campaña por el Viet Cong ¡a menos de 10 km de la base americana de Da Nang!

Cueva Linh Nham

La siguiente cueva que visitamos fue la de Linh Nham, una pequeña gruta con forma de chimenea de la que cuelgan decenas de murciélagos, y que tiene un pequeño altar en su interior.

Da Nang y las Montañas de Mármol

Da Nang y las Montañas de Mármol

Mientras avanzábamos hacia nuestra siguiente parada paramos a contemplar la belleza de la torre Xa Loi.

También es buen momento para parar en algunos de los miradores sobre el Mar de China y la larguísima playa de Da Nang.

Da Nang y las Montañas de Mármol

Cueva Van Thong

A pesar de que en su interior sólo hay un pequeño altar con un Buda, la cueva Van Thong es una pequeña aventura en sí misma. Sin apenas luz para acceder, poco a poco te vas quedando en la más completa oscuridad, mientras que te dejas caer a rastras por la resbaladiza superficie de las rocas que llevan al fondo de este cueva. (No recomendada para personas con poca movilidad). Había tan poca luz que ni siquiera tomé fotos.

Cueva Tang Chon

La siguiente cueva, en cambio, la de Tang Chon esconde en su interior varias estatuas inmensas de Buda enmarcadas por la roca viva. Con la luz natural entrando por las grietas del techo, en tanta oscuridad las estatuas adoptan una belleza especial.

Da Nang y las Montañas de Mármol

Además de las cuevas, en las montañas de mármol hay una serie de pagodas y un complejo budista que también merecen la pena la visita. Rodeadas de hermosos jardines hacen del lugar un recinto perfecto para meditar.

Y justo antes de iniciar el descenso nos despediremos de las montañas de mármol contemplando el enorme buda de mármol blanco que descansa junto a un estanque a la salida de la pagoda Linh Ung.

Da Nang y las Montañas de MármolDa Nang y las Montañas de MármolDa Nang y las Montañas de MármolDa Nang y las Montañas de Mármol

rucksackDónde comer en Da Nang

Para comer en Da Nang nos dejamos recomendar por las opciones que venían en la Lonely Planet, y la verdad es que nos gustaron bastante.

  • Com Tay Cam Cung Dinh

No está fácil de encontrar, pero la verdad es que merece la pena. Es un sitio muy poco turístico en el que apenas si hablan inglés, pero la comida está excelente y sobre todo ¡¡muy barata!! ¿Y ese arroz? Lo sirven en cazos de barro con tapadera, y no sé qué aliño o especias llevaba pero estaba buenííísimo.

Eso sí, OJO los amantes de la cerveza fría, porque no la encontraréis aquí. Os darán vuestra lata de Larue a temperatura ambiente y….¡un vaso con hielo! A mi me pareció super divertido pero a mi compañero de viaje no le hizo ninguna gracia.

vietnam-18-da-nang-montañas-de-marmol-20vietnam-18-da-nang-montañas-de-marmol-21

  • Quan Com Hue Ngon

Aquí nos vinimos a cenar después de caminar un rato por el paseo marítimo entretenidos con los cambios de luces de los puentes.

Lo que tiene de especial este lugar es la forma en la que se prepara la comida. ¡Te la preparas tú!

Te traerán una barbacoa portátil con brasas chisporroteantes y la selección de carne, marisco o pescado que hayas pedido. Y cada uno se prepara sus trozos vuelta y vuelta a su gusto.

Como punto negativo, sales de allí oliendo MUCHO a humo. Todas las mesas están al igual que tú con una columna constante de humo. Nosotros que estábamos en la terraza no lo teníamos tan mal como la gente que estaba dentro del local.

La comida la sirven acompañada de un pan fino con sésamo tostado y negro y huevos de codorniz con sal.

vietnam-18-da-nang-montañas-de-marmol-22vietnam-18-da-nang-montañas-de-marmol-23vietnam-18-da-nang-montañas-de-marmol-24

 

¡Suscríbete al blog! (GRATIS)

¿Te gusta El Caldero Viajero?
Recibe gratis en tu correo recetas sanas y sencillas y relatos de inspiración viajera.

Únete a otros 714 suscriptores

No Comments

  1. Mejor no me podía venir este post. En un par de semanas me voy al sur de Vietnam y estamos pensando ir de Saigón a Da Nang y luego a Hoi An. Ya me lo he apuntado y luego por la tarde me lo leo, Graciassss 😉

    • ¡Hola Raúl! ¡Qué ilusión saber que te están sirviendo estas entradas para preparar tu viaje! Esa es la razón fundamental para la que se escriben. Que lo paséis fenomenal! A mi Vietnam me conquistó el corazón. A ver si me da tiempo a escribir las entradas de Saigon antes de que os vayáis! 🙂 ¡Un abrazo, Oso! Y me alegro mucho de verte de nuevo por el blog.

  2. Estoy descubriendo unos sitios de Vietnamita con tu blog que Milán un montón!!!!!😊😊😊

    Si que parece que es esas cuevas hay paz y tranquilidad, lo mejor para descansar y ordenar pensamientos 😳

    Y la comida que pones al final ¡PINTAZA!

    Un beso y espero tus siguientes post !

    Flavia

  3. Que viaje mas hermoso!!besos

  4. Pingback: 25 días en el Sudeste Asiático: Itinerario por Camboya y Vietnam | El Caldero de Nimuë

  5. Es casi irreal, si no fuese por que te conozco y sigo tus viajes diría que esas cuevas son un escenario de película. Cualquier super héroe puede aparecer entre esas sombras. Que misterioso país, no me extraña nada,que te robado el corazón. Un beso

¿Tienes alguna pregunta o sugerencia? ¿Te apetece aportar algo de tu experiencia? ¡Déjame un comentario!