Cazuela de espárragos verdes con huevo al horno

Los espárragos son los señores de la primavera y por tanto protagonistas de la cocina primaveral.

Los podemos preparar de mil y una formas, en cremas, purés, tortillas, sopas, a la plancha, fritos…o por ejemplo en un delicioso risotto de espárragos.

Son además, un potente diurético natural, que ayuda a limpiar el organismo de los excesos del invierno.

El espárrago encuentra su origen en las cuencas de los ríos Tigris y Éufrates, siendo los antiguos Egipcios y Griegos los primeros productores, aunque hoy en día se consumen prácticamente en todo el mundo.

La receta que hoy os traigo es perfecta para un día de primavera, fresco que aún no da pereza encender el horno, pero soleado para disfrutar de este plato ligero y lleno de sabor primaveral.

El aliño que lleva esta cazuela se parece bastante a las recetas de verduras esparragadas que encontraréis en el blog, aunque en vez de vinagre vamos a utilizar vino, más suave, para dejar al sabor de los espárragos todo el protagonismo.

cauldron

Ingredientes:

cazuela-de-esparragos-verdes-con-huevo-al-horno-01

  • 1 manojo de espárragos verdes
  • 2 huevos frescos
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • 1 puñado de almendras tostadas
  • 3 o 4 rebanadas de pan duro
  • 1 vasito de vino
  • 1 vaso de agua
  • comino
  • pimentón dulce
  • sal
  • aceite de oliva

 

cauldron Elaboración:

Lo primero de todo es arreglar los espárragos. Para ello, vamos cogiendo los tallos con las manos y partiéndolos en trozos de aproximadamente 3 centímetros con los dedos. Cuando el tallo ya no ceda ante la presión de los dedos, lo desechamos y seguimos con el siguiente. Enjuagamos bajo el grifo los espárragos ya cortados.

cazuela-de-esparragos-verdes-con-huevo-al-horno-02

A continuación preparamos el majado para la salsa.

En el mortero ponemos un poquito de sal, pimentón dulce en cantidad y unos granos de comino.

En una sartén amplia, donde luego vamos a saltear los espárragos, ponemos los dos dientes de ajo enteros y pelados  y las almendras, y los salteamos hasta que los ajos esté dorados. Añadimos todo al mortero y vamos machacando mientras tostamos el pan duro en rebanadas en el mismo aceite.

Cuando el pan esté tostado lo añadimos también al mortero y machacamos bien hasta que quede todo hecho como una harina gruesa. Añadimos agua hasta llenar el mortero y reservamos.

cazuela-de-esparragos-verdes-con-huevo-al-horno-03cazuela-de-esparragos-verdes-con-huevo-al-horno-04cazuela-de-esparragos-verdes-con-huevo-al-horno-05

 

En la misma sartén en la que hemos tostado el pan, añadimos un poco más de aceite (ya que probablemente el pan haya absorbido el que había) y pochamos la cebolla picada con una pizca de sal para que sude.

Cuando empiece a estar transparente, incorporamos los espárragos y salteamos durante 5 o 6 minutos.

cazuela-de-esparragos-verdes-con-huevo-al-horno-06

Pasado ese tiempo regamos con el vino los espárragos, e incorporamos el contenido del mortero a la sartén. Si vemos que no está cubriendo del todo las verduras, podemos añadir un poquitín más de agua.

Mezclamos todo bien con cuidado, y dejamos cocinar otros 5 o 6 minutos, removiendo de vez en cuando para que no se pegue.

cazuela-de-esparragos-verdes-con-huevo-al-horno-07

Precalentamos el horno a 150º.

Volcamos el contenido de la sartén en dos recipientes o cazuelitas aptas para el horno. Encima de cada cazuela ponemos solamente la clara de los huevos, una en cada cazuela.

Las metemos en el horno programando el tiempo en 15 minutos.

Cuando queden 3 minutos de tiempo, apagamos el horno y la temperatura, pero dejamos que siga contando el reloj. Es el momento de sacar las cazuelas, ponerles la yema del huevo, y volver a meterlas en el horno. De esta manera, las yemas se harán con el calor residual del horno, sin llegar a tostarse demasiado, quedando una yema perfecta para mojar y disfrutar sin límites mojando pan.

cazuela-de-esparragos-verdes-con-huevo-al-horno-08cazuela-de-esparragos-verdes-con-huevo-al-horno-09

 

¡Y ya tenemos listas nuestras cazuelas de espárragos verdes con huevo al horno!

Un plato delicioso para disfrutar de este regalo de la naturaleza en primavera en todo su esplendor. Además, como el huevo va hecho al horno, y no frito, al final queda un plato mucho más ligero de lo que parece. ¡El pan que mojemos en el huevo es ya otra historia! 😀

¡Que aproveche, Calderer@s!

cazuela-de-esparragos-verdes-con-huevo-al-horno-09cazuela-de-esparragos-verdes-con-huevo-al-horno-11cazuela-de-esparragos-verdes-con-huevo-al-horno-12cazuela-de-esparragos-verdes-con-huevo-al-horno-13cazuela-de-esparragos-verdes-con-huevo-al-horno-14cazuela-de-esparragos-verdes-con-huevo-al-horno-15

 

 

No Comments

  1. Uy! Que pinta, yo tenía pensado hacer algo así para el blog este finde pero sin verduritas. Me anoto tu receta para la próxima. Me encantan los espárragos!

  2. Qué plato más rico! Me encantan los espárragos y el huevo, excelente fuente de proteína .
    Felicidades por la receta , es genial 🙂
    Besitos !

  3. Que ricos y ahora que están en su mejor momento. Tienen una pinta buenísima, para mojar en la yemita y relamerse . Me encanta

  4. mmmm…. una receta muy del sur, para chuparse los deos.. Mi abuela también los preparaba así, solo que el huevo lo cuajaba sin horno tapando la sartén al final y en vez de vino le echaba un chorrito de vinagre, pero con los mismos ‘avíos’. Divino ese majao de ajos, almendritas, cominos, pan frito y pimiento molío… Lo has oficiado de maravilla, ahora mismo se me antoja! 🙂

    • Sí, como comento en la entrada, lo normal es usar vinagre, pero he decidido cambiarlo por el vino para darle más protagonismo al sabor de los espárragos. ¡Las recetas de las abuelas son las mejores del mundo, sin duda!

  5. Espectacular, lo del majado me puede, le tiene que dar un toque… Y es muy buena idea añadir la yema después, el 100% de más veces que hago huevos al plato al horno se me pasan de hechas. Un platazo!

    • Y luego he pensado que le tenía que haber añadido también un pimiento seco tostado al majado. En la próxima probaré así. Lo de la yema es el resultado de un montón de malos ratos por no poder mojar en mi huevito que creo que es una de las cosas que más me gusta de mundo. Pero mi comensal habitual no soporta la clara poco hecha. ¿Solución? Separarlas, cocinar la clara a saco, y la yema lo justo. ¡Y huevos al plato perfectos! Jajjaja

  6. Buenos días Rosalía. Con lo que me gustan a mí los espárragos y más ahora en primavera. Echo de menos ir al campo y coger.
    Tu receta, sana y bien rica. Estas cazuelitas me dicen, cómeme.
    Gracias por pasarte y por tus cariñosos comentarios.
    Un beso y feliz fin de semana.

  7. Fan de los esparragos!!besos

  8. Que cosa más rica… mmmmm me encanta que haya tantos espárragos ya en la frutería… son divinos!

  9. Hola. Que sorpresa tan agradable con lo que a mi me gustan los esparrago; y que precisamente tengo yo ahora un plato de cuchara con trigueros que te invito a que visites.
    Yo los hago de mil maneras y siempre nos encantan asi que este tuyo, no voy a dudar en llevarle.
    Feliz semana

  10. ¡Que buena! No fallan las cazuelas con huevo al horno, y con espárragos ni te digo!

  11. disfrutar sin limites mojando en la yema, jajaja! me encanta. es un vicio eh?! el majado me ha matao….que puntito mas bueno!

  12. Me encantan los espárragos verdes y a mi novio, ¡le vuelven loco!. Esta cazuela tiene una pinta deliciosa y me encanta que la receta sea en el horno, no los suelo hacer así y me parece una muy buena idea. Así que con tu permiso, me anoto la receta 🙂
    Besos.

  13. Si es que por eso me gusta la primavera! El tiempo, mis frutas y verduras favoritas…todo son ventajas! :p
    Me encanta la receta, un beso guapa!

¿Tienes alguna pregunta o sugerencia? ¿Te apetece aportar algo de tu experiencia? ¡Déjame un comentario!