Tortilla de perejil, ajo y pan rallado

¡Hola, Calderer@s!

Os traigo hoy una receta de esas que es perfecta para una cena rápida y sin complicaciones, pero que a la vez sea nutritiva y lo mejor, ¡por muy poco precio!

Últimamente el perejil de nuestro arriate no hace más que crecer y crecer, y hay que podarlo mucho para que no se agoste, sobre todo los troncos gruesos que se forman. Así que ahora tenemos mucho perejil fresco que gastar con frecuencia.

El perejil es un pequeño tesoro nutritivo en forma de planta que contiene altos niveles de vitamina C y K, hierro y calcio entre otras cosas.

Esta es una de las formas que hemos encontrado para darle salida al perejil, pero también lo estamos incorporando en las ensaladas, como otra hoja verde más, en las salsas de las pastas o en los aliños.

¡Espero que os guste!

Para esta receta hemos utilizado un diente de ajo chilote (o ajo elefante) pero se puede hacer igualmente con ajo convencional.

Ingredientes: (para 2 personas) http://www7.uc.cl/sw_educ/hort0498/HTML/p197.html

 

  • 2 huevos
  • 3 o 4 ramas de perejil fresco
  • dos cucharadas de pan rallado
  • 1 diente de ajo grande
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta

 

Elaboración:

En primer lugar lavamos bien las hojas de perejil, teniendo cuidado de que no quede ningún bichito escondido entre ellas. (Ya tenemos la proteína del huevo, jeje).

A continuación separamos las hojas de los tallos, los cuales descartaremos. La forma más fácil de picar el perejil sin ensuciar mucho es poner todas las hojas juntas en un vasito y con unas tijeras picarlo a nuestro gusto.

A parte, pelamos y cortamos el ajo en rodajas, y en una sartén con aceite de oliva lo salteamos hasta que esté algo dorado. Reservamos.

En un plato hondo o en un cuenco batimos los huevos e incorporamos el perejil picado y el pan rallado. Mezclamos bien hasta que todo esté bien integrado.

Finalmente incorporamos los ajos que teníamos reservamos a la mezcla y salpimentamos al gusto.

En la misma sartén donde hemos dorado los ajos, añadimos un poco más de aceite de oliva, y vertemos la mezcla. Dejamos que se cuaje un poco antes de darle la vuelta con ayuda de un plato o una rasera. Dejamos que se cuaje también por el otro lado.

Y ¡ya está lista nuestra tortilla para servir!

La podemos acompañar de un poco de pan y unos tomates cherries, por ejemplo, que nosotros en este caso, ¡también hemos aliñado con perejil!  🙂

¡Que aproveche, Calderer@s!

tortilla-de-perejil-ajo-y-pan-rallado-

tortilla-de-perejil-ajo-y-pan-rallado-tortilla-de-perejil-ajo-y-pan-rallado-tortilla-de-perejil-ajo-y-pan-rallado-13tortilla-de-perejil-ajo-y-pan-rallado-

8 Comments

  1. Que rico, que pedazo tortilla ha salido, yo no he usado nunca ajo chilote, es facil de conseguir? besssss xD

  2. la tortilla preferida de tu papi. Y con ajos chilenos! Que buena idea

  3. Qué hambre me está entrando…

  4. ¡Qué apetitosa! Yo la hago mucho, pero nunca he usado el perejil fresquito. Tiene que estar mucho más buena.

  5. ¡Señor, qué pintaza! Igual la hago esta noche para cenar… eso sí, con ajos de aquí… ¡que remedio! 🙂

  6. Buenos días!! Tengo un hierro bajísimo y el médico me ha recomendado comer perejil, asi que voy a seguir tu receta al pie de la letra 🙂

  7. Pingback: De cómo Nimuë descubrió que le habían robado 42 recetas 67 ladrones (#elAsaltablogs) | El Caldero de Nimuë

¿Tienes alguna pregunta o sugerencia? ¿Te apetece aportar algo de tu experiencia? ¡Déjame un comentario!