Mochileando por Chile. Día 12: Salar de Atacama y Valle de la Luna

Continuamos el viaje, calderer@s… Desde donde estáis sentados vamos a visitar lugares increíbles. ¡Seguid leyendo!

chile-dia-12-
Salar de Atacama

Nuestra primera excursión en Atacama fue precisamente al salar, que se encuentra dentro de la Reserva Nacional Los Flamencos.

Concretamente nos acercamos al sector Soncor, en las inmediaciones de la Laguna Chaxa un incomparable paraje rodeado del tercer salar más grande del mundo. La laguna se encuentra a unos 60kms de San Pedro y a unos 20 del poblado de Toconao, que más tarde visitaríamos. Todos estos lugares se pueden visitar por cuenta propia si uno cuenta con vehículo, pero como no era nuestro caso y las carreteras son un poco traicioneras, (poca señalización, no hay asfalto) pues decidimos contratar un tour en vez de alquilar un coche.

Como bien nos explicó luego el guía, realmente no se llega a la Laguna Chaxa, pues es una zona de cría de flamencos y el turismo sería demasiado perjudicial. Te llevan realmente hasta la laguna de Burros Muertos, que es donde los flamencos tienen el comedero. Lo cual es perfecto para verlos con tranquilidad, siempre que no se presente en la zona un grupo de estudiantes ruidosos que encuentren divertido espantar a las aves. (Menos mal que llegaron cuando ya nos íbamos!).

En la visita hay un corto sendero de unos 15 minutos a través del salar para poder apreciar los cristales durísimos de roca salada, que sin embargo se iban deshaciendo poco a poco, pues cualquier cosa que los tocara, (ropa, funda de la cámara, etc) se quedaba impregnada de sal.

Durante el sendero hay unas vistas increíbles de la cordillera y el salar. Aunque a veces es difícil concentrarse en la maravilla de escenario que te rodea pues te ves distraída por las bandadas de enormes flamencos que pasan volando por encima de tu cabeza.

En la superficie del salar afloran pequeñas lagunitas de escasa profundidad y de fondo fangoso que posibilita la vida a diversas formas microscópicas de algas y de otros organismos como la artémia, un crustáceo diminuto del que se alimentan los flamencos y del cual toman la coloración rosácea de sus alas.

chile-dia-12-
lagunilla con artemia
chile-dia-12-
balsa de artemia

Poco a poco el sendero se va a alejando de la cordillera y se acerca a la laguna propiamente dicha, donde las parejas de flamencos “pastan” apaciblemente picoteando el agua en busca de alimento.

En este área se pueden apreciar distintos tipos de flamenco, el andino, el chileno, y el llamado “flamenco de James”. Tuvimos la suerte de ver ejemplares de todos ellos.

chile-dia-12-
Salar, laguna y cordillera
chile-dia-12-
flamencos en la laguna

Una cosa que nos gustó bastante, es que el guía nos dió la información y las explicaciones al principio, a la llegada a la laguna, pero luego nos dejó a nuestra bola durante algo menos de una hora. Como en el tour íbamos sólo 8 personas no nos dio mucho la sensación de ir en viaje organizado, lo cual, estuvo muy bien.

chile-dia-12-
Laguna Chaxa
chile-dia-12-
Reserva Nacional Los Flamencos

 

No solamente se pueden ver flamencos en esta reserva, hay otras aves como el chorlo de la Puna, la gaviota andina, el agilucho, etc. Pero definitivamente los flamencos son los más espectaculares.

chile-dia-12-
Chorlo de la Puna
chile-dia-12-
Flamencos
chile-dia-12-
Flamenco en laguna Chaxa

Imaginaos cómo de emocionados estábamos aún cuando nos tocó volver a montarnos en el coche, para seguir con la excursión que habíamos contratado. Nos llevaban a continuación a lo que se conoce como la quebrada del Jere, un angosto desfiladero que discurre entre la cordillera y el salar. La abundancia del agua lo convierte en una zona fertil a lo largo de la cual se han establecido algunos poblados de agricultores como es Toconao.

Por desgracia en el 2012 unas gravísimas inundaciones sepultaron la quebrada y parte del pueblo en lodos, destrozando todo lo que encontró a su paso, por lo que el paisaje que vimos fue un poco desolador.

Nuestra excursión matutina finalizaba en el poblado de Toconao, un oasis de cítricos en mitad del desierto que llama la atención por sus casitas blancas y su frondosidad. Originalmente este poblado lo fundó la comunidad indígena atacameña de lickanantai, y se piensa que tiene más de 12.000 años de antigüedad.

El techado de la iglesia está hecho de madera de cactus, así como alguna de las puertas.

Y hasta aquí llegaba nuestra excursión matutina.

Ya de vuelta en San Pedro de Atacama aprovechamos para comer algo rápidamente en un pequeño café del pueblo, pues no nos daba tiempo a cocinar en el hostel ya que teníamos otra excursión por la tarde para ir a ver atardecer en el Valle de la Luna.

Probamos nuevas delicias de la gastronomía chilena como la humita, que consiste básicamente en una pasta de maíz levemente aliñada, envuelta y cocida en las propias hojas de una mazorca.

También comimos un par de empanadas gigantes, que nos parecieron deliciosas.

La primera parada de nuestra excursión vespertina fue un mirador al que no sabemos ni como llegamos, pues la furgoneta se metió por donde parecía imposible que un coche pudiera andar, hasta que alcanzamos la cima de una desértica colina.

Desde este mirador pudimos contemplar con los ojos como platos la cruel belleza del llamado Valle de la Muerte, un valle montañoso y arenoso que se encuentra muy cercano a San Pedro y que está lleno de pliegues y repliegues imposibles. Además desde aquí también se observaba la llamada Cordillera de la Sal, llamada así porque sus rocas poseen una gran cantidad de sulfato de calcio, lo que les da el aspecto de estar salpicadas con sal.

En el Valle de la Muerte además se encuentra la única duna del desierto en la que se permite hacer sandboard ya que las demás están protegidas.

chile-dia-12-
Valle de la Muerte
chile-dia-12-
Valle de la Muerte
chile-dia-12-
Duna de sandboard en el valle de la muerte

 

chile-dia-12-
Cordillera de la Sal

Uno de los puntos más turísticos de este lugar es lo que se conoce como la Piedra del Coyote. Un saliente rocoso que te hace sentir flotando en medio de la inmensidad del valle.

Yo no dije nada de ponerme ahí a mi compañero porque ya en Noruega me rogó que no le pidiera que me hiciera fotos en riscos al borde de un precipicio, pero fue el mismo guía el que me animó a subir me a la piedra y él mismo hizo la foto, por lo que intuí que sería un lugar relativamente seguro.

chile-dia-12-
Piedra del Coyote
chile-dia-12-
Piedra del Coyote

Tras pasar un rato en el mirador escuchando las explicaciones del guía sobre la formación geológica del terreno, y sobre las batallas históricas que se llevaron acabo en esta zona entre conquistadores españoles e indígenas, emprendimos nuestro camino hacia el valle de la Luna.

chile-dia-12-
Valle de la Luna

Al llegar al valle hay que pagar una entrada, que no está incluida en el precio de la excursión. (En ninguna excursión ni en ninguna agencia estaban incluidas las entradas a los parques).

Otra atracción de la zona del valle de la Luna son las llamadas Tres Marías y el Dinosaurio. Son unas formaciones rocosas en las que el sacerdote y arqueólogo belga Gustave LePaige creyó ver las formas de tres Marías en diferentes posturas de adoración y rezos. ¿Demasiado tiempo en el desierto, quizá? jejeje.

chile-dia-12-
El dinosaurio y las tres Marías

Pero lo espectacular en el Valle de la Luna no es solamente el paisaje de otro planeta y las formaciones rocosas imposibles. Lo más espectacular es la fiesta de colores, sombras y luces que el atardecer trae a estas tierras cada día. Sin embargo, como podéis ver en las fotos y por imposible que parezca, el día había estado nublado y a esas horas estaba totalmente cubierto, por lo que parecía que la tierra no iba a arder en hogueras de luz de ocaso como en otras ocasiones.

chile-dia-12-
Sendero Duna Mayor
chile-dia-12-
Camino al cerro de la Duna Mayor

Para ver el atardecer se asciende al cerro conocido como la Duna Mayor, desde donde las vistas de la totalidad del valle, y la cordillera son espectaculares.

Aquí sí nos encontramos con decenas de personas que avanzaban apresuradamente con la esperanza de alcanzar la cima antes de que el sol se pusiera del todo y deseando que se abriera un poco el cielo para poder disfrutar del espectáculo natural.

Nuestro guía, antes de despedirnos justo a la entrada del sendero nos dijo: “Pídanle a la Pachamama que les abra una rajita en el cielo y les regale un atardecer”.

chile-dia-12-
Duna Mayor
chile-dia-12-
Duna Mayor

Parecía que ni por esas iba a ser así, y que el cielo continuaría plomizo y la tierra apagada hasta que el sol terminara de esconderse en el horizonte por completo, cuando de repente….

chile-dia-12-
¡Empieza a abrirse el cielo!
chile-dia-12-
La LUZ comienza a CAMBIAR
chile-dia-12-
¡Sale el SOL!

 

chile-dia-12-
Comienza el espectáculo de SOL en el valle de la LUNA

Justo cuando alcanzamos lo alto del cerro finalmente, como un regalo precioso y desinteresado de la naturaleza, se abrió el cielo. La luz entró a raudales por entre las nubes y bañó de colores imposibles la tierra.

Fue un momento increíble a pesar del frío y de lo increíblemente estrecho y escarpado que era el sendero para moverse por la Duna Mayor.

Un atardecer que se quedó en nuestras retinas durante todo el resto del viaje, por más lugares increíbles que seguimos visitando. Un momento que volverá a nosotros como “aquel atardecer mágico en el Valle de la Luna”.

Atardecer Valle de La Luna
Atardecer Valle de La Luna
Atardecer Valle de La Luna
Atardecer Valle de La Luna
Atardecer Valle de La Luna
Atardecer Valle de La Luna
Atardecer Valle de La Luna
Atardecer Valle de La Luna
Atardecer Valle de La Luna
Atardecer Valle de La Luna
Atardecer Valle de La Luna
Atardecer Valle de La Luna
Atardecer Valle de La Luna
Atardecer Valle de La Luna
Atardecer Valle de La Luna
Atardecer Valle de La Luna

Esta era la noche que habíamos contratado también el tour nocturno astronómico, para terminar de rematar el día, pero como os podréis imaginar con la intensa nubosidad el tour se había cancelado.

Con el dinero que nos devolvieron nos fuimos al bareto más barato y cañero que encontramos en el pueblo, donde en realidad solo se veían a guías y a lugareños. Un litro de cerveza Escudo, fresquita con su tapa de frutos secos y música rock para estar agusto y sin cortesías ni precios de turista. ¿El nombre del lugar? Chelacabur, mezclando el termino “chela” (cerveza) con el nombre del volcán Licancabur. ¿Mola no?

Con el espíritu sereno y sensación de plenitud nos fuimos a la cama a descansar y prepararnos para el día siguiente que nos traería otras aventuras que tampoco olvidaremos con facilidad.

chile-dia-12-
Atardecer en el valle de la Luna

 

 

 

14 Comments

  1. Que maravilla de post!!!! Ese atardecer en el valle de la Luna, creo que no se te va a olvidar jamás!!!

    Bss

  2. Guau!!! Qué espectaculares fotos!!! Y el atardecer me ha puesto los pelos de punta.

  3. Dios mio! si no fuera por las fotos de comida pensaría que estabais en otro planeta. Es un espectáculo que te deja sin palabras y solo lo estoy viviendo a través de tu relato. Es increíble. Enhorabuena por saber buscar eses lugares y gracias por llevarnos contigo

  4. IM-PRE-SIO-NAN-TE Preciosas las fotos de esos espectaculares paisajes y la de los flamencos volando y la tuya subida en un risco impresionante… Pufff, qué pasada. No me importaría escaparme por allí…

  5. Paco casares

    Además, a la GUIA le puedes añadir las fotos. ¡¡¡¡¡¡SON ESPECTACULARES!!!!! QUE PASADA. Me alegro mucho por tí, que tengas esas imágenes en tu retina vistas en directo y con la emoción de si se abriría el cielo o nó, para el baño de color. Gracias por llevarme. (B)

  6. ¡Qué fotos! Chile es precioso sin dudas, un viaje inolvidable lleno de colores, olores y sabores que se quedarán por siempre en tu memoria.
    Un beso

  7. Pingback: Mochilando por Chile. Día 13: Pukará de Quitor, Lagunas Cejar, Ojos del Salar y Tebinquinche | El Caldero de Nimuë

  8. Pingback: Qué ver y hacer en Estambul (Turquía): 10 visitas imprescindibles | El Caldero de Nimuë

  9. Pingback: Mochileando por Chile. Día 11: Llegada a San Pedro de Atacama | El Caldero de Nimuë

¿Tienes alguna pregunta o sugerencia? ¿Te apetece aportar algo de tu experiencia? ¡Déjame un comentario!