Crumble de acerolas

Se nota que ya hace más fresquito, ¿eh?
Este fin de semana ha cambiado mucho la temperatura. El aire es más frío y ya una mantita fina sobre la colcha se queda escasa a ciertas horas de la noche.

¡Está claro que el Otoño ya está aquí!

Y con el otoño llega la hora de hacer algo dulce que tomar con un té calentito. ¿No os parece?

Por eso ayer domingo, con la tarde libre, y un montón de acerolas que me habían regalado, me puse manos a la obra con este riquísimo crumble. La acidez de las acerolas le van que ni pintado a este pastel, del que ya tenemos un ejemplo en El Caldero, pero hecho con manzanas.

Por si no lo sabéis, la acerola es la tercera fruta con mayor cantidad de ácido ascórbico (Vitamina C) que se conoce (unas 25 veces más en 100gr de pulpa que en 100gr de naranja). Así que además de ser deliciosa esta receta es muy sana para preparar el organismo para los fríos del invierno.

¡Vamos a la cocina!

Ingredientes: crumble-acerolas-

(Para el relleno)

  • Un tazón grande de acerolas
  • 50gr de azúcar moreno.
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 3 o 4 cucharadas de agua

(Para la cobertura)

  • 140 g de harina blanca
  • 50 g de azúcar moreno
  • 100 g de mantequilla fría

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180ºC.

Lavamos bien las acerolas bajo el grifo para limpiarlas de polvo y demás.

Con un cuchillo las cortamos en trocitos para asegurarnos que no echamos ningún “visitante” a la olla. Como éstas acerolas no habían sido tratadas con pesticidas, algunas traían la proteína incorporada en forma de gusanito. 🙂 Además así les quitamos el hueso, que desecharemos.

Mientras vamos cortando las acerolas, las ponemos en un cazo con agua para que no se ennegrezcan.

Cuando estén todas listas vaciamos el agua del cazo y dejamos sólo dos o tres cucharadas de agua. Añadimos al cazo el azúcar y la canela y cocinamos a fuego lento con la olla tapada hasta que las acerolas estén blanditas, removiendo de vez en cuando.

Mientras tanto, en un cuenco ponemos la harina, el azúcar e incorporamos la mantequilla en cubos. Cubrimos los cubos de harina primero y luego empezamos a deshacerlos con la punta de los dedos, haciendo que se mezclen con la harina, y continuando hasta que la mezcla parezca migas de pan (en inglés “crumbles”, de ahí el nombre).

Cuando estén listas, ponemos las acerolas en una fuente para horno y las cubrimos con la mezcla de mantequilla, harina y azúcar.

Extendemos una primera capa y la compactamos un poco con una cuchara, haciendo una primera capa gruesa. Después la cubrimos añadiendo el resto de la mezcla de manera que quede más suelta por encima.

Hornear durante 50 minutos a 180ºC.

Sacamos del horno y dejamos enfriar un poco antes de comer.

Junto con un té calentito es la merienda perfecta para una tarde de domingo tranquila.

¡Que aproveche!

crumble-acerolas-
Crumble de acerolas
crumble-acerolas-
Crumble de acerolas

9 Comments

  1. Yo estoy encantado con el fresquito (¡Ya era hora!) y con este postre, adoro las acerolas. Saludos.

    • No te creas, eh? Que a mi también me encanta esta época del año. ¡Mucho más que el sopor del verano! Lo que pasa es que cambia un poquito el tiempo, ¡y ya estoy mala! Por eso…¡a comer acerolas! 🙂

  2. que ricas las acerolas, me encantan y por estos lares se ven poquísimo. Eso si que me da añoranza las frutas de otoño

  3. Las acerolas son azafaifas?

    • Jajjajajajaj ¡¡PUES ES QUE CREO QUE HE ESTADO TODA LA VIDA EQUIVOCADA!!! Luisma me ha dicho lo mismo. Yo pensaba que era la misma fruta…pero parece que no lo es!! :S En fin….fallaco monumental. ¡Y me has descubierto! 😛

  4. Ohhhhhh me encantan, me encantan, tomo nota de la receta, y si, por fin se va esta calor horrorosa que tanto odio, aunque ya he pillado el primer trancazo del año,
    Besos y feliz semana.
    Ettore

  5. Te puedes creer que nunca he probado el crumble?? Y le tengo unas ganas! Tengo que animarme, gracias por la receta!

¿Tienes alguna pregunta o sugerencia? ¿Te apetece aportar algo de tu experiencia? ¡Déjame un comentario!