Kilkenny. La ciudad de marmol.

Kilkenny FI

¡Buen Lunes calderer@s!

Seguro que ya se os ha olvidado que El Caldero de Nimuë no es solamente un blog de recetas, si no también un blog de viajes y de experiencias personales. Hace meses ya que no actualizo con una entrada de la categoría “viajes“, pero os recuerdo que hay un indice de rutas y paseos por si estáis buscando ideas para vuestra próxima escapada.

Hoy voy a hacer una entrada cortita sobre Kilkenny, la ciudad irlandesa donde he estado trabajando casi un mes. Se trata de la ciudad más pequeña de Irlanda y realmente te llevas esa sensación cuando ves que todo el mundo se saluda por la calle usando los nombres, señal de que es un lugar donde se conoce todo el mundo. Sin embargo a la vez es un lugar muy turístico pues parte de la arquitectura medieval se ha conservado y tiene un encanto especial perderse por sus calles.

El sobre nombre de “La ciudad de mármol” no le viene porque haya abundancia de este material, sino de piedra caliza negra, que se utilizaba muy muy pulida para las construcciones, de manera que recordaba al mármol.

En mi opinión, uno de los principales atractivos de Kilkenny más allá del famoso castillo, es el río Nore y el llamado “Canal Walk”, un paseo por las orillas del río que te lleva varios kilómetros fuera de Kilkenny.

Muy cerca del comienzo de la ruta del canal está el Castillo de Kilkenny, que durante mucho tiempo fue la residencia de la familia Butler, hasta que finalmente pasó a manos del Estado. Si vais a visitarlo os recomiendo contratar un guía pues no es lo mismo verlo por ti solo, sin saber las historias que esconden sus puertas secretas y sus habitaciones pintadas a mano. Yo tuve la suerte de visitarlo con un chica que había trabajado en el castillo como guía, y me resultó super interesante. Si hubiera ido por mi cuenta, me habría quedado un poco más decepcionada.

Kilkenny
Kilkenny Castle visto desde el río Nore

Parte del patrimonio de la familia era también todas las tierras que se extendían frente al castillo a lo largo del río. Estas han sido remodeladas y convertidas en un gigantesco parque donde la gente va a pasear, hacer deporte, o simplemente a pasar el día si hace sol.

Además de por el parque o por el Canal Walk, hay varias sendas alrededor del castillo que están pensadas y diseñadas para el relax y el disfrute de los alrededores, los cuales están rodeados por la antigua muralla de la ciudad, pero a la que se le han practicado varias puertas para facilitar el acceso de los ciudadanos y los visitantes.

Kilkenny

Otras atracciones arquitectónicas de Kilkenny son la Abadía Negra, en la cual Cromwell entró a caballo por una de las vidrieras, incendiándola y convirtiéndola en establo, terminando así con el intento de la confederación irlandesa de mantener la fé católica en la ciudad. También es curiosa una visita a la torre de la catedral de St. Canice, de la cual toma el nombre la ciudad (Cill Chainnigh que en irlandés significa, iglesia de Canice). La catedral es bonita por dentro con interesantes vidrieras, pero la subida a la torre si el día está despejado es muy atractiva, Ahora bien ¡¡CUIDADO CON LAS ESCALERAS!! Son unas escaleras verticales de madera no aptas para aquellos que tengáis vértigos o dificultad de movimientos. Sólo se permite la subida a niños mayores de 12 años.

También en el centro de la ciudad, se puede visitar la casa y los jardines de la familia Butler, antigua dueña del castillo, y justo para acceder a ella hay que pasar por el Centro de Diseño de Kilkenny, un lugar donde se agrupan diferentes talleres y tiendas de artesanía típica irlandesa, tales como joyas, tejidos, cerámica, etc. Es bastante caro pero muy interesante para cotillear un poco.

Y por supuesto, lo que no le falta a Kilkenny son… ¡PUBS! Hay montones, para todos los gustos, incluso hay uno que se supone que es la antigua casa de primera mujer a la que se le acusó de brujería en Irlanda, Alice Kyteler. Ella era una mujer rica, y a través de sus contactos (que no creo que de sus hechizos) consiguió escapar, pero su sirviente Petronella pagó el pato y fue torturada y quemada viva acusada de brujería. Justo frente a este pub, hay un grafitti que recuerda a esta victima inocente.

Otra curiosidad de este pub, es que tienen una figura maniquí de una mujer con un velo negro, y cada día la cambian de lugar, de manera que nunca sabes donde está y a veces te sientas al lado de ella sin darte cuenta, y de pronto te pegas un susto de ver que hay alguien al lado tuya.

Lo más característico de los pubs es por supuesto la música, pero ¡también la cerveza! Kilkenny cuenta con la fábrica de cerveza más antigua de Irlanda (que por algún motivo quieren cerrar y llevarse toda la actividad a Dublin). En esta fábrica se hacen dos cervezas, Kilkenny Beer y Smithwick’s, que es por ende la cerveza más antigua de Irlanda. ¡Y está buenísima!

Se puede hacer un tour de la fábrica de Smithwick’s, en el interior de la cual están los restos de una antigua iglesia en ruinas. ¡Curioso!

Quizá merece la pena pasar más de un día en esta ciudad, solo por tener el tiempo de perderse en sus calles y descubrir los pequeños recovecos que hacen de ella una ciudad especial.

Y con esta entrada me despido de vosotros hasta Septiembre. Le ponemos una tapadera al Caldero para disfrutar de unas semanitas de vacaciones antes de empezar de nuevo con la rutina que trae Septiembre. A finales de mes veréis que se actualiza el blog, pero no seré yo, sino mi robot asaltador que no puede faltar a la cita del reto de #elasaltablog.

¡Nos vemos a la vuelta calderer@s!

Kilkenny
Kilkenny

EDITADO

NaturchipEdito esta entrada porque se me ha olvidado comentaros que, mientras yo estaba trabajando en Irlanda, llegó a mi casa un paquetito de parte de Grefusa con dos bolsas de las nuevas Natuchip. A la vuelta los hemos probado mi compañero y yo, estas son nuestras impresiones.

Yo no soy muy de este tipo de cosas, pero precisamente me parece buena idea hablar de estos snacks en una entrada de viajes, porque me han parecido una buena opción para llevarla en los viajes, como acompañamiento al típico sandwichillo que te tomas al medido día para no perder mucho tiempo y seguir viendo cosas.

Lo que me ha gustado más de estos snacks es que realmente luego no te dejan el estómago embotado, como pasa cuando comes este tipo de cosas, y al final te quedas con hambre pero con sensación de tener el estómago sucio.  Será quizá porque están horneados y no fritos que se hacen más ligeros.

Otra cosa que me ha gustado mucho es la forma en que crujen. ¡Parecerá una tontería pero de alguna manera la forma de crujir que tienen enganchan!

Sin embargo, una cosa que me ha llamado mucho la atención, es que de las dos variedades que me enviaron, la que más me gustó que fue la de “Tomate, Queso y Orégano” no tenía en su listado de ingredientes ni tomate, ni queso, ni orégano. Supongo que entran dentro del sobrenombre de “aromas naturales” que sí es uno de los ingredientes. Pero no sé, me quedó sensación de no tener del todo claro lo que estaba tomando. (Y ya os digo que me engancharon).

La otra variedad, de sabor barbacoa, fue la que menos me gustó a mi, porque me parecía un sabor más concentrado, pero sin embargo, fue la que más le gustó a mi compañero, quien de hecho un día fue a comer unos pocos más para descubrir que se los había comido el día anterior sin darse cuenta y ya no se acordaba.

¡Conclusión! Nos han parecido que están muy buenos y crujientes, (a cada uno nos ha enganchado un sabor distinto), pero el tema de los ingredientes que aparecen en la parte frontal del paquete pero no en el listado de ingredientes nos quita un poco esa sensación de “100% naturales”.

Ahora, ¡os toca a vosotr@s probarlas y decidir!

Sigueme en…

14 Comments

  1. Me has recordado al decir ciudad pequeña que todo el mundo se saluda pues casi como Almeria, aqui también todos nos saludamos con nombres y apellidos, jeee. Pero el verde que se puede disfrutar en estos paises es un gran contraste con la sequedad de mi tierra.
    No sabia que habías estado trabajando por esas tierras, es una visita pendiente de hacer ….. si nos decidimos ya se a quien preguntar.
    Preciosa tu explicación y maravillosas fotos.
    Bsss desde Almeria

    • Desde luego si vais a Irlanda y queréis rutillas os puedo dar alguna idea. El viaje más largo lo hice hace un par de años cuando aún no tenía el blog, así que por desgracia no hay entrada sobre eso, pero como me tienes fichá me puedes preguntar 🙂 Un beso!

  2. Felices vacaciones! UN lugar increíblemente maravilloso. Viendo las fotos ahora mismo mi novio estuvo allí con unos amigos y me ha confirmado lo que cuentas, que ganas de ir me has dejado. La verdad es que merece la pena.
    Me gustan las mini guías de los viajeros que hacen sus reseñas y sus comentarios al respecto.
    Gracias por la información, un besote y nos vemos a la vuelta!! Disfruta de tus vacaciones

    • Gracias kaixolety! Pues Kilkenny es una opción para una escapada de fin de semana largo. Desde Dublin son 2 horas en bus, y a veces se pueden encontrar vuelos a Dublin muy baratos. ¡A ver si te animas! 🙂 Nos vemos a la vuelta!! Un besito

  3. jajajajaja me ha encantado el CUIDADO CON LAS ESCALERAS! creo qeu alguien estuvo a punto de despeñarse… 😉
    ¡Qué ganas de viajar! 🙂
    Un beso guapa, disfruta de tu mes de vacaciones!!

    • ¡Tía! Es que una de las niñas me bajó llorando! pobrecita, y la otra monitora del grupo de Sevilla se dió media vuelta a mitad de camino y ni subió. Yo, como soy un culillo inquieto, allí que fui pa’rriba y pa’bajo sin temor. ^_^’

  4. Qué bonitas las fotos!! Me encanta el verde de este lugar. Y qué curioso lo de la primera acusada de brujería. Que disfrutes de tus vacaciones!!

  5. Que envidia!! (sana jeje). Me encantaría ir a las islas. Siempre me ha gustado ese tipo de paisaje y esos pueblitos que perecen sacados de un cuento. Mi objetivo es que a lo largo de mi vida, me recorra Escocia poco a poco (o de una, nunca se sabe) Tengo unas ganas tremendas de ir hacia alla.
    Los precios alli como andan?
    Pasalo muy bien!!

  6. ¡Qué bonita entrada! Echaba de menos tus entradas viajeras y dan muchas ganas de ir allí. Y sé que ya mismo vendrán otras entradas espectaculares. Disfruta de las vacaciones y nos vemos en septiembre.

  7. Preciosa entrada y fotos.
    Compartimos filosofía bloguera y me encanta. Mis recuerdos de Kilkenny son de mi primer día en coche por Irlanda. Acabábamos de alquilarlo y la ruta era Dublin – Cork y paramos en Kilkenny a comer, dar una vuelta por la ciudad y descansar un poco de mi estrés por conducir “al revés”.
    Me pareció una ciudad preciosa, aunque diluviaba y era un poco incómodo pasear por allí.

  8. Ven a verme! The Salt Yard (Friary Street)

  9. Inma Carreño

    Vaya trabajo más currado!!!
    Yo estuve en Kilkenny en el 2004.
    Llegué en autobús muy mareada y ya tuve mal cuerpo para todo el día.
    Encima, fuimos sin guía, así que no pude conocer todos esos lugares y misterios.
    La ciudad, preciosa, como todo en Irlanda. Y la gente muy agradable.
    Gracias a ti ahora conozco un poco más.
    Un abrazo!

    • Ooooh ¡¡Qué penita!! Espero que algún día tengas la oportunidad de volver. La primera vez que yo fui, solo paramos un rato a dar un paseo y a comer un bocadillo. El bocadillo nos lo comimos en el aparcamiento de un supermercado porque no encontrabamos un parque…y cuando después de comer empezamos a pasear y descubrimos el gigantesco parque del castillo…jajaja qué tontos nos sentimos ^_^’

¿Tienes alguna pregunta o sugerencia? ¿Te apetece aportar algo de tu experiencia? ¡Déjame un comentario!