Pastel de polenta con espinacas.

¡Feliz Lunes calderer@s!

Hace muchos años que probé la polenta, pero no ha sido hasta este año que me he animado a cocinarla. La primera vez fue en la receta de los boquerones fritos rebozados en polenta, y este pastel ha sido mi segunda receta.

Aunque en las fotografías no aparezca, ambos dos comensales estuvimos de acuerdo en que añadir unos piñones a las espinacas mejoraría bastante la receta, y es por eso que aparecen en los ingredientes. ¡A la cocina!Salmorejo (Parte I) via @cabra

Ingredientes: (2 personas)  

  • 250gr de espinacas
  • 1 taza de polenta
  • 6 dientes de ajo
  • 1 puñado de piñones
  • cominos
  • pimentón dulce
  • 1 taza de tomate natural triturado
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • albahaca y orégano
  • aceite de oliva

Elaboración:

En una olla ponemos 2 tazas y media de agua con sal a hervir. Cuando esté hirviendo vamos incorporando poco a poco la polenta en forma de lluvia, removiendo constantemente para que no se formen grumos. Rociamos con un chorrito de aceite de oliva y seguimos removiendo con el fuego bajo hasta que esté lista para ser usada.

Con la mitad de la polenta cubrimos totalmente el fondo de una fuente para horno, y ayudándonos de una cuchara o pala de metal (en la madera se nos quedará pegada la polenta) la extendemos bien.

A parte en una sartén ponemos un par de cucharadas de aceite de oliva donde saltearemos 3 dientes de ajo laminados y cuando empiecen a cambiar de color añadiremos las hojas de espinacas ya limpias. Vamos removiendo hasta que las espinacas empiecen a cocinarse, añadimos entonces ahora un poquito de pimentón dulce, unos cuantos cominos, y los piñones. Seguimos cocinando unos minutos más hasta que las espinacas estén listas.

Ponemos el guiso de las espinacas en la fuente del horno y las cubrimos con la otra mitad de la polenta que teníamos reservada.

En la misma sartén donde hemos hecho las espinacas, ponemos un poquito más de aceite y salteamos los otros tres dientes de ajo, también cortados en láminas. Cuando estén dorados añadimos el tomate triturado natural, (¡cuidado de las salpicaduras! :)). Salpimentamos al gusto e incorporamos también el azúcar, el orégano y la albahaca.

Cubrimos ahora la polenta con esta salsa de tomate y horneamos durante 15 minutos a 180ºC.

Y pasado este tiempo, ¡ya tenemos listo nuestro pastel! La verdad es que llena bastante así que igual os sobra un poquitito que lo podéis gastar por la noche. Está buenísimo también frío.

¡Que aproveche!

Pastel de polenta con espinacas
Pastel de polenta con espinacas

Pastel de polenta con espinacas

Pastel de polenta con espinacas
Pastel de polenta con espinacas

15 Comments

  1. No he hecho nunca polenta, pero tiene una pinta espectacular ¡La comparto!

  2. Que buena pinta!!!! Nunca he probado la polenta!

    Me lo apunto. Besos

  3. Nunca he probado la polenta… A qué sabe? Tiene muy buena pinta el pastel!!

  4. Me ha encantado esta receta!!!, la haré seguro!!!

  5. ¡Qué pastel tan vistoso! Dan ganas de comerlo sólo por el colorido que tiene, muy rica la receta y preciosas las fotos. Otra receta para la lista de “platos por hacer” y me parece mentira que a menudo me encuentre con personas que me comenten, ¡Qué aburrimiento de comida, no sé lo que poner hoy para comer! Si vieran mi lista… ja,ja,ja… gracias por la receta y un abrazo Iassakka.

    • Jajaja Yo estoy igual Sandra, de tu blog tengo una buena lista en los favoritos del navegador para ir haciéndolos poco a poco. Los que tengo más a la vista son esas tortitas de calabacín que tienen una pinta… 🙂 ¡Gracias por pasarte!

  6. Oye esto pinta muy bien! no he preparado nunca nada con polenta, tendre que replantearme mi despensa

  7. Nunca he hecho polenta, pero tiene una pinta espectacular, y la foto invita a comerla, habrá que probarlo!!! felicidades por tu blog, y gracias por visitar el mio, yo me quedo de seguidor, saludos.
    Ettore Cioccia
    http://www.bavette.es

  8. loladealmeria

    Que idea mas sensacional, me encanta la polenta y las espinacas, es una receta excelente tanto apra veganos como no.
    Preciosa la presentación.
    Bsss desde Almeria

    • ¡Muchas gracias loladealmeria! La verdad es que a mi misma me ha sorprendido. Y todo fue porque al querer gastar la polenta, lo que tenía en el frigo era una bolsa de espinacas y un bote empezado de tomate triturado.. Algunas veces la escasez ayuda a la creatividad! 🙂

¿Tienes alguna pregunta o sugerencia? ¿Te apetece aportar algo de tu experiencia? ¡Déjame un comentario!