Pan Naan

¡Buenos días de Miércoles, calderer@s!

Os traigo hoy una receta que he disfrutado a tope, y que llevaba mucho tiempo queriendo hacer. ¡Es la primera que hago pan en casa!

El resultado, para ser la primera vez, fue más que bueno en cuanto al sabor, y a demás le iba que ni pintado a la comida que acompañaba, un curry de champiñones del que pronto pondré la receta.

Os animo a que la hagáis algún día porque es super gratificante preparar tu propio pan y además es una receta sencillísima. El único problema es que hace falta tiempo, pues hay que dejar reposar la masa una hora. Es por esto que es más bien una receta de fin de semana. A no ser que no trabajéis fuera de casa y podáis dedicarle más tiempo a la cocina durante la semana.

Por supuesto no se trata de una receta tradicional, pues es mi versión después de mirar y leer varias recetas distintas. Quizá alguien que realmente entienda de cocina hindú podría decirme que esto no es autentico pan naan…¡pero para mi me vale! 😉

¡Vamos a poner las manos en la masa!

Ingredientes: (10 panes aprox.) Pan naan

  • 2 tazas de harina
  • 1 cucharadita de levadura seca
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 y 1/2 cucharaditas de azúcar
  • 1 pizca de bicarbonato
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 yogur griego natural
  • semillas de amapola
  • perejil

Elaboración:

Mezclamos todos los ingredientes secos en un bol de cristal.

Hacemos un hueco en el centro e incorporamos el yogur y el aceite de oliva y mezclamos lentamente, girando la muñeca al rededor de la masa hasta que se empiece a compactar.

Si se nos queda muy grumosa podemos añadir un chorreón de leche para ayudarnos a homogeneizar.

Seguimos removiendo, y cuando la masa quede despegada del bol la amasamos en la encimera (previamente espolvoreada con un poco de harina) durante 10 minutos.

Pasado este tiempo de amasado dejamos reposar la masa durante 1 hora en un lugar cálido. (Yo pre-calenté el horno a 170ºC, lo apagué y lo dejé templar, y ahí metí la masa en el bol de cristal mientras preparaba el plato que iba a acompañar al pan. )

Cuando la masa haya reposado, vamos cortando bolas y las aplanamos con un rodillo. (Yo como no tengo usé el pistón del mortero). Espolvoreamos por encima el perejil y las semillas, aplastándolas con la mano para que se peguen a la masa. Pinchamos las  láminas de pan con un tenedor para evitar que la masa se infle en el horno.

Ponemos el horno en modo grill a máxima temperatura y las horneamos durante 1 o 2 minutos. ¡Y ya está listo!

¡Qué aproveche!

Pan naan
Pan naan

Pan naan

Pan naan
Pan naan

Pan naan

Pan naan
Pan naan

21 Comments

  1. Sergio Softman

    Que buena pinta !! Pero seguro que son solo las fotos, eso no está ni bueno, o si? Lo siento pero tengo que comprobarlo por mi mismo 😉

  2. Que buenaaa pinta, y con semillas de amapolaaaa .

    Gracias por compartir!!! Besos

  3. Pingback: Dhal Soup. Sopa hindú de lentejas rojas. | El Caldero de Nimuë

  4. Hola Iassakka, me encanta este pan, lo he comido en restaurantes pero no tenía ni idea de como hacerlo y tú hoy me has mostrado como elaborarlo ¡vaya, hoy es mi día de suerte! tiene una pinta fantástica y las fotos son preciosas; ya estoy pensando con qué lo podría acompañar… gracias Iassakka por la receta.

  5. Te ha quedado genial, adoro el pan.

  6. Que buena pinta tienen esos panecitos! dan ganas de morderles. Me gusta

  7. Puf, eso es un espectáculo. Muy grande el saborcillo que le da el yogur y muy grande lo de las semillas de amapola. Enhorabuena doble por este primer pan, porque te ha salido increíble y porque… se abre un mundo de posibilidades!
    ¡Pon rapido la receta del curry que flashfloshglplosh! Perdón, se me ha llenado de saliva el teclado…

  8. Pingback: Revuelto de salteado de pimientos con cebolla y queso | El Caldero de Nimuë

  9. Pingback: Curry de Champiñones | El Caldero de Nimuë

  10. Me chifla este pan, lo hice muchas veces pero nunca les puse semillas de amapola, que buen toque.
    Gracias.

  11. Me encanta, tengo que ponerme con este pan, q rico xD

  12. Hola! Lo he hecho con estas cantidades y la masa quedaba pegajosísima, he tenido que añadir mucha mas harina, qué ha podido pasar? Ahora está en el horno a ver que tal…jejeje
    Lo que si que ya he hecho varias veces es la sopa dahl, buenísima!

    • ¡Hola guapa! Pues no sé qué ha podido pasar??? Quizá nuestras tazas no son del mismo tamaño?? jeje. Lo siento mucho porque da mucho coraje cuando sigues una receta y no te sale bien por las medidas, así que pido perdón! Cuando lo vuelva a hacer intentaré calcular los gramos, de manera que la receta no quede tan ambigua. ¡Muchas gracias por pasarte a comentar! Y me alegro que por lo menos la sopa dhal si te haya gustado. ¿Has probado el curry de champiñones? http://elcalderodenimue.wordpress.com/2013/06/08/curry-de-champinones/ ¡Un abrazo!

  13. Pingback: De cómo Nimuë descubrió que le habían robado 42 recetas 67 ladrones (#elAsaltablogs) | El Caldero de Nimuë

¿Tienes alguna pregunta o sugerencia? ¿Te apetece aportar algo de tu experiencia? ¡Déjame un comentario!