Macarrones con pollo y bechamel gratinados

Macarrones con pollo y bechamel En realidad no es necesario que sean macarrones para hacer esta receta. Cualquier otro tipo de pasta corta que nos apetezca podría servir.

Ingredientes: (3 – 4 personas)Macarrones con pollo y bechamel

  • 200gr de macarrones (u otra pasta corta que nos apetezca)
  • 1 cebolla pequeña
  • 3 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde
  • 1 pechuga de pollo campero
  • 1 vasito de guisantes congelados
  • eneldo
  • perejil
  • 1 hoja de laurel
  • 2 vasos de salsa de tomate
  • salsa bechamel
  • 1 vaso de agua
  • queso de gratinar
  • aceite de oliva, sal y pimienta

Elaboración:

Cocer la pasta en abundante agua hirviendo con una hoja de laurel y sal durante el tiempo necesario para que quede al dente. Reservamos.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Si vamos a preparar la salsa de tomate nosotros, lo hacemos ahora, mientras arreglamos las verduras. Para ideas sobre como prepara la salsa de tomate, podéis consultar esta entrada, aunque podríamos suprimir el ajo y la cebolla, ya que la lleva el guiso del pollo, añadiendo tan solo las hierbas y el azúcar. Tampoco incluiríamos las alcaparras para esta receta.

Picamos la cebolla y el ajo. Cortamos la pechuga de pollo en cubos de unos 2 cm aproximadamente. Cortamos el pimiento en tiras y picamos el perejil finamente, incluyendo las hojas.

En una sarten con aceite de oliva, sofreimos el ajo y la cebolla y cuando empiecen a dorarse incorporamos el pimientoMacarrones con pollo y bechamel, removiendo constantemente. A continuación añadimos el pollo. Y cocinamos hasta que empiece a cambiar de color. Lo salamos ligeramente y incorporamos al guiso los guisantes (no hace falta descongelarlos), el perejil picado y el eneldo. Mezclamos bien todos los ingredientes, y finalmente añadimos el vaso de agua y la salsa de tomate. Bajamos el fuego, rectificamos de sal y pimienta y dejamos cocinar unos minutos.

Si vamos a hacer nosotros la bechamel, lo hacemos ahora. Si no, pues vamos calentando la bechamel ya preparada, y una vez caliente, la mezclamos un poco más de la mitad de la bechamel con la pasta, removiendo bien y dividiéndola en dos partes.

Retiramos del fuego la sarten con el guiso del pollo separandola en dos partes. En una fuente apta para el horno ponemos una primera capa de la pasta cocida con bechamel y cubrimos con la mitad del guiso de pollo. Repetimos la operación con otra capa de pasta con bechamel y cubrimos con la otra mitad del guiso de pollo. Finalmente cubrimos todo con la bechamel que hemos reservado y espolvoreamos por encima queso rayado para gratinar.

Horneamos durante 20 minutos ¡y a comer!

Como habréis observado, esta receta es para más de dos personas (que suele ser el número de comensales de las recetas de El Caldero) pero es que esta comida está casi igual de buena al día siguiente, con lo cual, lo que nos sobra el día que la comemos, lo solemos gastar en la comida o la cena del día siguiente. Lo guardamos en un tupper, y si hace mucho frío ni lo metemos en el frigo (¡en verano SÍ!) y al día siguiente ¡ya está listo!

¡Qué aproveche!

Macarrones con pollo y bechamel
Macarrones con pollo y bechamel

Macarrones con pollo y bechamel Macarrones con pollo y bechamel

Más recetas de pasta aquí.

20 Comments

  1. Me encantan tus fotos (y ni te cuento la receta) 😀

  2. Dios miooooo estan de vicio! Me sorprenden dos cosas… el trabajo que has hecho con la pechuga de pollo (no te imagino arreglando un pollo) y QUE NO LLEVA SETAS NI CHAMPIÑONES. Je je. Realmente dan ganas de comer un platito. Felicidades por tu reportaje fotografico como siempre de impresion

    • Jajaja pues no te creas mami, que siempre pienso en echarle champiñones a la receta pero al final me corto. La verdad es que está buenísima así. La pechuga que ves en la foto es del pollosaurio que compró mi hermana cuando estuvieron aquí. Y sí, me tendrías que ver tijera en mano, separando músculo de tendones y ternillas, quitando piel y troceando carne. ¡Y después ser capaz de comérmelo y todo!

  3. Jooo qué buena pinta. Las fotos son una pasada… y sí, efectivamente, ni setas ni champis… así me gusta 🙂

  4. Qué buena pinta!! Esta la puedo hacer para cuando venga Alberto a comer, seguro que le va a encantar!!

  5. Ya la he hecho, pero no le eché foto, sorry. Una verdadera bomba!!! Pero riquísimo!! No sobró nada de nada, y eso que hicimos de más!! Muchas gracias por la receta, esta la repetimos seguro.

  6. Sólo al ver las fotos, me entra un hambre. Y encima tiene una pinta… Casi puedo oler los macarrones sólo viendo las fotos. Un beso!

  7. hummm, este plato de macarrones, con bien de bechamel y gratinados al horno son de los que me vuelven loca y si además, dices que podemos hacer cantidad y comer de un día para otro, mejor que mejor. Claro que yo soy tan bruta que no me espero al día siguiente y me los ceno, jajaja

    Muchisimas gracias por participar en el concurso, sí que ha entrado a tiempo tu receta, jejeje. Espero que tengas mucha suerte 😉

    salu2. Paula

  8. Realmente se ve riquiso!!
    y gratinado con bechamel debe parecerse a la lasaña, que rico madre mia!!!
    suerte en el concurso.
    Un saludo

  9. ¡Qué rico Iassakka! Las fotos son preciosas y la pasta se ve deliciosa, con su toque de eneldo, fantástica, la haré pronto y ya te diré. Gracias por estas riquísimas recetas.

  10. Pingback: De cómo Nimuë descubrió que le habían robado 42 recetas 67 ladrones (#elAsaltablogs) | El Caldero de Nimuë

  11. Apenas vi esta macarronada me vine volando, que delicia de plato Nimüe , mis recetas también son para dos O_O por lo que el reciclaje hace parte de nosotras, no dudo lo rica que queda al día siguiente. Súper provocativa 😉 besos

¿Tienes alguna pregunta o sugerencia? ¿Te apetece aportar algo de tu experiencia? ¡Déjame un comentario!