BLONDIES DE MORAS

Esta receta es una adaptación cutrecilla de la espectacular obra de arte pictoculinaria del blog del Oso con Botas en:

BLONDIES DE FRAMBUESAS.

 

En mi caso, tuve la suerte de que una amiga me regaló un tupper lleno de moras de la sierra y aproveché que tenía los demás ingredientes para lanzarme a mi segunda aventura repostera en solitario. Y el resultado fue bastante sorprendente.

Ingredientes

215 g de azúcar moreno
1 pizca de sal
110 g de mantequilla reblandecida
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 huevo
160 g de harina
1/2 cucharadita de levadura química
50 g de nueces troceadas
150 g de moras frescas

Elaboración

En un bowl se mezclan el azúcar, la mantequilla y la vainilla hasta que la mezcla sea uniforme. Se incorpora el huevo y se continua batiendo hasta que se obtenga un batido cremoso. Se añaden la harina, la levadura química y las nueces y se continúa batiendo hasta que todo esté bien mezclado.

Dividimos la masa en dos partes. Con una de ellas cubrimos el fondo del molde que vayamos a usar para el horno (previamente aceitado, o cubierto con papel de horno) y se espolvorean por encima las moras sin llegar a cubrir completamente la superficie de la masa (las  que sobran se usan para decorar a la hora de servir). Cubrimos las moras  con el resto de la masa y con ayuda de una cuchara se extiende bien por todo el molde. Se mete al horno pre-calentado a 170º y se deja hornear durante 50 minutos, asegurándonos de que está bien hecha la masa comprobando que si metemos un palito de pinchitos, este sale limpio.

Blondie de moras
Blondie de moras

Es importante que para cortarlo se use un buen cuchillo de sierra ya que la costra es muy crujiente si no se corta bien se rompe enseguida y se queda todo hecho un montón de migajitas.

Es perfecto para acompañarlo con un buen té una tarde de lluvia. Aunque en nuestro caso, le pusimos el tupper todo terreno, y nos lo echamos a la mochila para utilizarlo de reponedor de fuerzas tras excursión montañera.

Blondie de moras

 

 

8 Comments

  1. Y por supuesto… Para mañana no hay, ¿no? 🙁 ¡vaya pinta!

  2. Pues vas a tener que preparar algunos mas porque yo me apunto

  3. ¡¡¡Tía que buena pinta!!! Me alegro de que estés triunfando en tu carrera en solitario, pero ¡¡Yo quiero que sigamos cocinando juntaas!!
    La verdad es que a tu amigo El Oso le quedó más espectacular 🙂 Pero el tuyo también ha quedado precioso y seguro que ambos están buenísimos.
    TQ

  4. Guau…. qué pintaca!!! Lo del té y tarde de lluvia lo has clavado!!

  5. Pero esto tiene que estar buenisisísimo con la acidez de la mora. Fíjate que la mora es mi favorita pero es muy difícil de encontrarla por aquí y cuando hay se vende como si fuese oro. No le hagas caso a pequeña planetaria 😉 jajaja que el mío era igual solo que rectangular. Le espolvoreas un poco de azúcar glasé por encima y le pones una mora encima y es clavado al mío. ¡¡Así que, enhorabuena¡¡

  6. Pingback: De cómo Nimuë descubrió que le habían robado 42 recetas 67 ladrones (#elAsaltablogs) | El Caldero de Nimuë

¿Tienes alguna pregunta o sugerencia? ¿Te apetece aportar algo de tu experiencia? ¡Déjame un comentario!