Cuenca: La Ciudad Encantada, nevada.

Aunque aquella mañana amaneció nevando, el tiempo estuvo de nuestro lado todo el rato, como casi todos los días del viaje. Algunos me escucharían y me dirían que estoy pa’tras, porque nos cayó otra buena nevada, pero como el día de antes el cielo nos había preavisado, ibamos preparados a saco, ¡con el mismo tipo de ropa que pasabamos los días en Islandia!. Botas de Goretex, calcetines de alpaca, leotardos de algodón debajo de los pantalones gruesos y pantalón de chubasquero por encima. Y en el tronco varias capas de camisetas largas, un jersey de lana y chubasquero. Además de los guantes de north 66º, bragas de forro polar y gorro de lana con orejeras. Así que desde luego frío no pasamos.

Ciudad Encantada 01
Nieve en la Ciudad Encantada

Además, cuando llegamos a la Ciudad Encantada aunque nevaba bastante, empezó a calmarse un poco de manera que la nevada no era más que unos pocos copos que caían suavemente y que apenas estaban empezando a cuajar. Lo que nos llamó la atención es la enorme cantidad de gente que hacía a pesar del mal tiempo. No queremos ni imaginar como se pondrá este lugar un día soleado de primavera o en verano.

Sin embargo, cuando estabamos a punto de terminar la visita, se puso a nevar con mucha fuerza, tanto que era dificil tener los ojos abiertos. Haber aguantado todo el día así habría sido duro, y no muy bueno para las cámaras, pero como fue solo un rato fue hasta chulo, y además nos permitió ver todo el recorrido de salida con una buena capa de nieve en el suelo.

Con estas fotos se ve bien lo que quiero decir:

Ciudad Encantada 02
Roca de la entrada a la ida.
Ciudad Encantada 03
Roca de la entrada a la vuelta.

A la Ciudad Encantada se puede llegar desde dos puntos distintos (norte o sur) pero los dos desvios se encuentran en la carretera de Tragacete CM – 2105. Como nosotros ibamos desde Uña, la tomamos desde el norte, y en este desvio se pasa por el llamado Balcón del Diablo, que tiene una vista interesante del río Jucar. Aunque nosotros no paramos a la ida, sí que paramos un momentito a la vuelta para echar un vistazo.

Ciudad Encantada 04
Balcón del Diablo

La Ciudad Encantada se encuentra dentro de una finca privada, y por lo tanto como era de esperar hay que pagar una entrada. En el momento de este viaje, en el 2012, eran 3€ por persona.

En un principio puede parecer barato, pues mucha gente estaría dispuesto a pagar algunos euros más con tal de poder ver esta maravilla de la naturaleza. Sin embargo el precio parece abusivo si uno tienen en cuenta el escaso mantenimiento de la zona.

Lo que más nos llamó la atención fue que los carteles con los nombres que supuestamente tienen las rocas, (y no me refiero a los nombres cientificos si no al la silueta que se supone que sugieren) están, directamente clavados en la roca. Con su clavo y su cartelito, tan bonito.

Ciudad Encantada 05
La Foca

Aparte de eso, el control que hay sobre las miriadas de personas que pasan día a día por allí es nulo. La gente se sube a las rocas, arranca piedras para llevarselas de recuerdo, y cuidado si dais la vuelta a una roca para hacerle una foto desde otra perspectiva porque igual os podeis encontrar el regalito que nos encontramos nosotros: mojón, cigarro y kleenex.

Aunque no era de extrañar, pues por no tener instalaciones, ¡no tienen ni baños! Hay que salirse fuera del recinto e ir a un bar que hay enfrente de la entrada a la ciudad. Mucha tela.

Yo me imagino que los 3€ darán para tener a alguien que se pasee por la ruta y controle un poquitillo a tanta peña como entra al día y pa poner unos baños aunque sean de estos de plástico portatiles.

Además, si querías enterarte de algo, acoquina y te compras una guía, porque ni un triste panel informativo en todo el trayecto de la ruta. Nada que ver con los Callejones de las Majadas, que son GRATIS, con poquísima gente, y con un montón de paneles con explicaciones geológicas y tb con carteles labrados de madera que identificaban las especies vegetales de la ruta.

De hecho mi consejo es, si sólo podeis ver una cosa en el día y teneis que elegir entre La Ciudad Encantada y Los Callejones de las Majadas, elegid los Callejones. Es prácticamente el mismo tipo de terreno, las mismas formaciones de dolomias y calizas, con muchisima menos gente, (nosotros estuvimos solos casi todo el rato) y con más información.

Pero con tanto protestar, parece que no me gustó la visita, y nada más lejos de la realidad. La disfrutamos un motón, y nos pasamos toda la ruta tarareando la banda sonora de Conan, ya que que estos parajes se rodó la escena en la que la Conan le da fuerte a una bruja, entre otras. (Para los frikis de Conan, este video con las localizaciones de la pelicula)

Ciudad Encantada 06
Lugar donde estaba la casa de la bruja en Conan, El Bárbaro.

Y como queda ya poco que decir, os voy a dejar con una galería de diapositivas por si os apetece ver más cositas de La Ciudad Encantada. Sólo deciros que la ruta es más o menos para todos los públicos y que se tarda aproximadamente 2 horas en hacerla. Un poquito más si te paras a echarle fotos a cada roca. 🙂

Aviso que son 35 fotos y el slideshow se puede hacer un poco cansino…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

4 Comments

  1. Un pasón tus fotos de la ciudad encantada con nieve. Además me encanta la foto en la que sales tú.
    Yo recuerdo que lo pasamos muy bien en el paseito por la ciudad encantada y que nos gustó mucho. No recuerdo nada negativo, bueno… que estaba regu con la pierna y se me hizo un poco más durillo.

    Gracias por compartir las fotillos con nosotras.

  2. A mí me impresionó bastante y lo pasamos muy bien haciendo todas las fotos chorras que se nos ocurrieron 🙂

  3. Como siempre impresionante el paisaje plasmado con tu cámara…

  4. Pingback: Cuenca: Los Callejones de las Majadas (y final del viaje) | El Caldero de Nimuë

¿Tienes alguna pregunta o sugerencia? ¿Te apetece aportar algo de tu experiencia? ¡Déjame un comentario!